Historia de la Ande

Por Ley dictada el 28 de noviembre de 1910, el Congreso Nacional autorizó la concesión para explotar una red de tranvías eléctricos y usina para alumbrado público al Señor Juan Carosio, cuyo grupo financiero constituiría posteriormente la Compañía Americana de Luz y Tracción, como subrrogatoria de la concesión para la ciudad de Asunción y sus alrededores.

El término por el cual la Municipalidad de la Capital se obligaba a tomar los servicios de la Empresa Carosio era de treinta años a contar desde la fecha de promulgación de la Ley. Para atender el servicio concedido la Empresa Carosio, en diciembre de 1910, en una usina completa de 1.800 caballos, a la firma italiana Franco Casi-Legnans.

 

imagen1
imagen2

 

El 22 de noviembre de 1913 y en total acuerdo con la Ley precitada, la Honorable Junta Municipal de Asunción, autorizó la transferencia del concesionario Don Juan Carosio a favor de la compañia constituida en Londres (Inglaterra) bajo la denominación de Asunción Tranway Light and Power Company Limited con todos sus derechos y obligaciones anteriores.

Hasta el 16 de marzo de 1914, la empresa concesionaria se limitó a explotar el servicio de transporte eléctrico y alumbrado público. En esa fecha, expresó a la Municipalidad de la Capital su deseo de suministrar corriente electrica para alumbrado a casas particulares.

El 16 de diciembre de 1914, la Empresa Asunción Tranway Light and Power Co., avisa al público que la misma no haría otras conexiones de luz a casas particulares u otros edificios y tampoco extensiones de cables para el suministro de luz.

El 28 de enero de 1915, se publica en Asunción un trabajo sobre la posibilidad del aprovechamiento energético de los Saltos del Guairá, sobre el río Paraná). A esta última fecha las tarifas del KWh para el suministro de energía eléctrica para alumbrado público era de 9 centavos peso oro (moneda de cuenta referida al peso argentino).

 

image3
imagen4
Central térmica. Edificio para el centro de 6kV.
Chapa identificatoria de un motorman y letrero
ubicado frente las dependencias de la C.A.L.T

 

El 17 de setiembre de 1917, se promulgó la Ley de Concesión a favor del Señor Federico Schoeling, dentro del radio municipal de la ciudad de Concepción, con derecho a construir y explotar una usina productora de energía eléctrica destinada al alumbrado y cualquier otra aplicación industrial.

El precio por el servicio de alumbrado público a ser facturado por este concesionario a la Municipalidad de Concepción, quedó fijado en 12 centavos de peso de oro por cada KWh. La venta de energía a particulares quedó establecida en 9 centavos de peso de oro por cada KWh más 50 centavos de peso oro, mensualmente por el servicio del medidor.

El 24 de febrero de 1919, la empresa Asunción Tranway Light and Power Co. fue adquirida nuevamente por el Señor Juan Carosio, al frente de una compañía de capitales suizos y argentinos, denominada Compañia Americana de Luz y Tracción ( CALT ).

En el mes de diciembre de 1921 en la ciudad de Asunción existian 2.820 usuarios de alumbrado privado y 219 usuarios de fuerza motriz. La venta de energía del citado mes fue de 24.970 KWh para alumbrado público, 55.322 KWh para alumbrado privado y 19.964 KWh para fuerza motriz.

El 22 de octubre de 1928, el Poder Ejecutivo autorizó a la CALT, para tender, fuera de la zona densamente poblada de la Capital, líneas eléctricas áreas de alta tensión para el transporte de energía eléctrica a los pueblos vecinos.

 

tranvia tirado a caballo
La Tracción a sangre. Tranvía tirado por caballos.

 

El 13 de mayo de 1929, se verificó la inauguración de la usina de energía eléctrica en Luque (municipio cercano a la ciudad de Asunción).

El 24 de setiembre de 1929, el Senado de la Nación aprobó en general, los proyectos presentados por el Poder Ejecutivo. Por dichos proyectos se concede a la CALT la facultad de extender sus líneas y contratar con las municipalidades el otorgamiento de las concesiones para las instalaciones de usinas y explotación de los servicios eléctricos y utilizar, si necesario fuese, el potencial hidráulico producido por los saltos y rápidos con derecho a su uso exclusivo.

El 22 de setiembre de 1947, el Poder Ejecutivo dicto el Decreto Nº 22.209 por el cual se oficializó la Compañía Americana de Luz y Tracción. Designó a un administrador oficial con facultades para nombrar y destituir personal administrativo y técnico e intervenir en la contabilidad de la empresa.

El 19 de enero de 1948, el Poder Ejecutivo constituyó una comisión para la propuesta de transferencia hecha al Estado por la Compañia Americana de Luz y Tracción. El 23 de marzo del mismo año, se creó una Administración adjunta a la empresa hasta tanto el Estado tome posesión definitiva de los bienes que dicha empresa tenía radicados en el pais.

El 11 de agosto de 1948, por Ley Nº 16, se nacionalizaron los servicios de electricidad y transporte eléctrico. El 14 de octubre del mismo año, se denomina esta empresa nacionalizada como Empresa Nacional de Electricidad y Tranvía.

El 22 de noviembre de 1948, por Resolución Nº 478 del Ministerio de Obras Publicas y Comunicaciones, se estableció la denominación oficial de los servicios públicos racionalizados como: Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

El 29 de marzo de 1949, se creó la Administración Nacional de Electricidad y se estableció su régimen provisorio de administración. La creación quedó establecida como entidad estatal autárquica con personería jurídica propia.

El 30 de diciembre de 1950, se creó la Dirección General de Empresas Públicas de Transporte, Telecomunicaciones y Electricidad, bajo la Superintendencia del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.

El 3 de junio de 1959, por Decreto Nº 4.920 del Poder Ejecutivo se reorganizó la ANDE como entidad esencialmente técnico-económica.

El 12 de agosto de 1964, la Honorable Cámara de Representantes sanciona la Ley Nº 966, por medio de la cual se crea la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), como ente autárquico y establece su Carta Orgánica.